El movimiento de la memoria

El movimiento de la memoria

La imagen es la dialéctica en detención. (Walter Benjamin, Libro de los pasajes)

Un detalle captura durante un instante la atención y supera el umbral de las sensaciones previas. Buscamos identificar cuál es la sensación que despierta, con que recuerdos, con que emociones lo asociamos, cual es el motivo de haber capturado nuestra atención. Un primer movimiento, el de la conciencia, se ha puesto en marcha, hacia nuestro interior.

Desde el tiempo pasado, desde la experiencia previa vivida, almacenada en una memoria a la que sólo accedemos parcialmente,  comienzan a formarse relaciones, formas, combinaciones, intentando descifrar el enigma, buscando materializarse una vez más en aquello que nos pareció tan relevante como para guardarlo, voluntaria o involuntariamente, en la memoria. Un movimiento del pasado proyectándose, pugnando por definirse, por materializarse en el presente.

A través de nuestra acción se forma una nueva imagen en el momento presente y ya es nuevamente pasado, ya es memoria, pero ahora también memoria externa, transferida a un nuevo medio, trascendente. Una memoria externa que conlleva el potencial de generar un nuevo movimiento en una conciencia diferente, la capacidad de proyectarse en algún momento del futuro, generando un nuevo circuito, un nuevo movimiento de la memoria.

Nuestra memoria no es exclusiva de nuestro yo, la memoria de nuestra experiencia, es una memoria más amplia. Nunca fuimos tan singulares. Compartimos la memoria de otros, con cada narrativa, visual o escrita, ampliamos el alcance de la memoria global. Unos más activos que otros, pero todos parte y aporte. Somos el vehículo de su movimiento en el tiempo.​

03 de marzo de 2019

Una imagen es un emoción expresada.creado en Bluekea